No se suspende por cuarentena


Sin reprogramar sus actividades, el Festival Internacional de Danza Emergente tendrá su cuarta edición a partir del lunes próximo y durante cinco días a través de contenidos remotos.

      Entre los pocos encuentros masivos que, aunque reformulados, se llevarán a cabo a pesar de las medidas de aislamiento social está el Festival Internacional de Danza Emergente (FIDEBA). Se trata de una plataforma periódica que busca extender y renovar los vínculos entre los trabajadores de la danza de diferentes regiones.
      “Decidimos llevar adelante esta edición entre la extrañeza y la incertidumbre de nuestros días. Hacemos esta apuesta para poner en valor lo realizado hasta aquí, distribuir los recursos entre una comunidad artística en emergencia y darnos la oportunidad de construir desde lo que queda, desde lo que hay”, señalan los organizadores, que constituyen una red de artistas y gestores independientes.
     La cuarta edición de este encuentro constará de video-performances, entrevistas, conferencias, conversaciones con artistas y gestores, presentaciones de textos espacializados, producciones fotográficas y proyección de audiovisuales. Todo de manera remota.
      Es interesante atender los planteos que realizan frente la situación de encierro: “La virtualidad no fue elegida, pero ¿qué posibilita? ¿Qué se provoca? ¿Desaparecen las obras? ¿Qué tienen para decir hoy lxs artistas? ¿Cómo podemos practicar nuevas formas de cercanía en este contexto? ¿Cómo hacemos para estar con otrxs? Preguntas que exceden el ámbito de la danza: ¿qué les pasa a los cuerpos?”
      Las actividades se desarrollarán entre el 11 y el 16 de mayo a través de Youtube, Facebook, Instagram y el sitio web del FIDEBA. Participarán artistas y elencos nacionales de la CABA, La Plata, Mendoza y Bahía Blanca, así como extranjeros oriundos de Brasil, Colombia, Uruguay, España y Suiza. La programación completa está disponible en https://fideba.com.ar/edicion-2020/programacion/. La intención de los organizadores es ir subiendo, cada mañana, los contenidos programados para las diferentes jornadas.

Carlos Bevilacqua

En la imagen, una escena de No envejeceremos juntos (una de las obras programadas). Foto gentileza de Andrea Feiguin.

Publicado el 8-5-2020.