Y la vida va...


El predio que en los ’70 fue el principal centro clandestino de detención de la última dictadura militar sigue resignificándose gracias encuentros artísticos masivos como el 4º Festival María Elena Walsh, concretado hoy en el ECuNHi.

      Una multitud de chicos acompañados por sus padres disfrutaron hoy del 4º Festival María Elena Walsh, celebrado en el Espacio Cultural Nuestros Hijos (ECuNHi), que funciona en el predio la otrora Escuela de Mecánica de la Armada, en el barrio porteño de Núñez. Desde las 14, hubo muy buena música infantil en vivo desde un gran escenario montado a la entrada del edificio principal del ECuNHi, creado y administrado por la Asociación Madres de Plaza de Mayo. Actuaron allí Koufequin, Lala y el Toque Toque, Caracachumba, Rock and Walsh, El Choque Urbano y Los Cazurros, quienes oficiaron de ingeniosos maestros de ceremonia y fueron cubriendo los baches de re-armado de micrófonos con sus disparatadas historias. Simultáneamente, en esos tramos no musicales algunos clowns y equilibristas se filtraban entre el público agregando algo de acción.
      El menú se completó con una serie de carpas que también atrajeron la atención de los niños, como las de los personajes de "El asombroso mundo de Zamba" (el programa del canal público Paka Paka), otra del Plan Nacional de Lectura y otras de editoriales dedicadas al público más joven.
      Más allá de algunos problemas de sonido que amenazaron con empañar parte del festival, fue una experiencia muy grata y planificada con criterio. Los grupos convocados, aunque con las particularidades de cada caso, demostraron todos un umbral de calidad, creatividad y sentido del humor encomiables, con algunos picos de ingenio en las teatralizaciones musicales de Caracachumba, algunas versiones de las canciones infantiles de María Elena Walsh pasadas por el tamiz de Rock & Walsh, la percusión con objetos cotidianos que caracteriza a El Choque Urbano y el carisma de Los Cazurros. Por lo demás, una añosa arboleda protegió a público y artistas del agobiante calor de la tarde, hubo puestos de bebidas frías y baños químicos suficientes para todos.
      Todo fue accesible con entrada libre y gratuita, gracias a la organización del ECuNHi, con apoyo del Ministerio de Cultura de la Nación.

Carlos Bevilacqua

Publicado el 15-11-2014.

En la imagen, algunos de los artistas que participaron del festival. Foto del facebook del ECuNHi.

LA DEL ESTRIBO

¿Hay un baile más erótico que el de la bachata?