La espesura del piano blusero


Cierta atmósfera brumosa –melancólica y a la vez reflexiva– que caracteriza al blues está omnipresente en los once temas de Colores primarios, el CD que el pianista y cantante Leo Caruso editó junto al trío Club Mondrian.

      No hay duda de que el blues es un sentimiento. También está claro que Leo Caruso lo siente fuerte. Es algo que se trasluce a lo largo de Colores primarios, el disco que el pianista y cantante grabó junto a Club Mondrían, un trío que completan Pablo Leone en contrabajo y la alternancia de los bateristas Demián González Premezzi, “Pato” Raffo y Gabriel Cabaglia. A ellos se suma en ciertos pasajes una sección de cuerdas integrada por violines, violas y violonchelos.
      Caruso tiene en el piano un toque muy interesante para llevar adelante el estilo nacido en los algodonales del sur estadounidense, a fines del siglo XIX. Su mano tiene el peso y la carga de reflexión necesarios para llevarnos suavemente a esa melancolía y esa sabiduría esenciales en el blues.
      La información de prensa que acompaña el lanzamiento explica un poco el disparador estético del proyecto: esas obras del pintor holandés Piet Mondrian con sus superficies de colores primarios planos, enclavadas en cuadrados y rectángulos. Y Caruso se ocupa de contar en el folleto del CD cómo nació el proyecto y cómo "dejaba de ser una mera balsa de supervivencia y se convertía en proyecto artístico", relacionando esos tres colores primarios con los tres acordes básicos que estructuran al blues y la formación también trilógica de la banda.
      Y aunque salvo Swanee River, ninguno de los temas del disco tiene sólo esos tres acordes básicos del blues, la totalidad está cargada con esa brumosa espesura del piano de Caruso, bien "blusera".
      Así, entre otros, aborda clásicos como Blue and Sentimental, Summertime y Baby Won't You Please Come Home, una versión sentida de Avellaneda blues con la voz de Alfredo Piro, el bandoneón de Luis Vázquez y la guitarra del mismísimo Claudio Gabis; sus composiciones originales The Same Blue Rain y Perseguidor, ésta con un hermoso arreglo propio de cuerdas; y hasta se da el gusto de jazzear dos temas de Lennon y McCartney: A Hard Day's Night y For No One con Juan Cruz de Urquiza alternando flugelhorn y trompeta en este último, demostrando que, más allá de un costado un poco sobreactuado en su voz, sabe de la cuestión.
      Colores primarios es una cálida sorpresa en un medio a veces saturado de proyectos en los que se tocan las notas "correctas" pero con poca alma.
Willie Campins

Ficha técnica

En la imagen, Leo Caruso. Foto de Guillermo Monteleone.

Publicado el 16-8-2014.

LA DEL ESTRIBO

¿Por qué algunas canciones gustan enseguida a mucha gente?