Un circuito efervescente (2ª y última parte)


      ¿Dónde actúan tantos músicos? El grueso del circuito está compuesto por locales relativamente chicos, dedicados sólo a la música en vivo, muchas veces con mesas y servicio de bar. Para la mayoría de los grupos y solistas no es fácil acceder a esos escenarios (ora por las condiciones exigidas, ora por la cantidad de colegas compitiendo por el mismo lugar). Tampoco es sencillo el panorama para los dueños de esos espacios: durante 2012 Café Vinilo, el Teatro del Viejo Mercado y La Peña del Colorado sufrieron polémicas clausuras temporarias por distintos motivos. En el haber del año, empero, cabe consignar la apertura de dos nuevos lugares (Jalapeña y Che Flores!), así como la reapertura del Café Homero. El caso de la Usina del Arte (inaugurado por el Gobierno de la Ciudad en un histórico predio de La Boca) es bien especial: se perfila como un espacio valioso, con dos flamantes auditorios, pero recién tras una inauguración fallida, que incluyó problemas operativos y butacas preferenciales desde las que no se veía buena parte del escenario...
       En cuanto a festivales, esos multitudinarios focos de irradiación, el gobierno porteño volvió a armar vastos panoramas del tango y del jazz (en agosto y noviembre, respectivamente), el bonaerense reeditó un fascinante Woodstock criollo con el 4° FIFBA en el Bosque de La Plata, el de Corrientes su fabulosa Fiesta Nacional del Chamamé, el de Posadas el encantador Festival Nacional de la Música del Litoral y la Comisión Municipal de Folklore de Cosquín dio vida a una nueva edición del más famoso festival argentino, puntal de tantos otros que pueblan las noches veraniegas del interior. El Estado nacional, a su vez, reunió mucha música en vivo en la Fiesta Patria Popular del 9 de diciembre en torno a la Plaza de Mayo y volvió a co-organizar el Festival Guitarras del Mundo, junto al sindicato UPCN.
      Las iniciativas particulares o de organizaciones no gubernamentales dejaron como saldo el regreso del Festival Músicas de Provincia (montado por el ECuNHi con apoyo de diversas entidades) y una serie de festivales barriales de tango, como el de La República de la Boca, el de Almagro y el de Valentín Alsina.
      Sin la parafernalia técnica típica de otros géneros, las áreas cubiertas por este sitio también registraron visitas extranjeras. Los más fueron uruguayos: Martín Buscaglia, Ana Prada, Leo Maslíah, Daniel Drexler y la murga Agarrate Catalina. Ya casi argentinos, los cubanos Rafael De la Torre en Guapachoza y Yusa en Café Vinilo o el CAFF, también fueron protagonistas frecuentes de la cartelera porteña. De la isla también vino en abril el Septeto Matamoros, dirigido por nietos del legendario Miguel Matamoros, en tanto la brasileña Gal Costa cantó dos meses después en el Gran Rex y la venezolana Cecilia Todd deleitó por seis, también en junio, pero en Café Vinilo. Viejos amigos de la casa, los españoles Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina volvieron a juntarse, primero 18 veces en el Luna Park y más tarde en el estadio de Boca Juniors.
      Prolongando una tendencia que ya lleva varios años, el musical volvió a ser un terreno fértil para muchos artistas talentosos. Apenas iniciado el año, disfrutamos del Sandro interpretado por Javier Samartín en una lograda puesta que estuvo varias semanas en el Teatro Broadway. Aunque con una producción mucho más modesta, también brilló Alejandro Dambrosio como el cantautor Nino Bravo en El Cubo. En plan camaleónico se destacó Carlos Casella, al protagonizar su Babooshka! en la piel de diferentes cantantes famosas. Ya como reestreno, cabe mencionar el trabajo de Virginia Innocenti evocando la figura de Tita Merello en Dijeron de mí.
      Al evaluar la producción discográfica de 2012, la realidad indica que el soporte físico –aun en crisis– está lejos de desaparecer. Las pruebas sobran: Hernán Lucero, Noelia Moncada, La Biyuya, el dúo Gatti-Zapata, María Estela Monti, Federico Pereiro, Soledad Villamil, Alfredo Piro, los bandoneonistas de Troilo compositor y los compiladores de Radio CAFF plasmaron valiosos trabajos tangueros. Guillermo Zarba, Raly Barrionuevo, Aymama, La Negra Chagra, Trina La Diuca, Raúl Carnota, Gicela Méndez Ribeiro y Franco Luciani (también intérprete de tango en una pareja de CDs) editaron recomendables discos folclóricos. Ramiro Flores, el Sorín Octeto, Mariano Massolo, Minino Garay, Escalandrum (premio Gardel de Oro 2012 por Piazzolla plays Piazzolla) y Juan Cruz de Urquiza (interpretando a Charly García) brillaron con placas jazzeras. Paralelamente, la tradición más libre de la canción dio frutos en discos de Gabriela Torres y Kevin Johansen, así como la reformulación de los folclores regionales germinó en CDs de Castañas de Cajú, La Chunfala y el Vamo'arriba Trío.
      Producto de los aportes de muchos artistas, surgieron además dos discos de alta carga simbólica. Respondiendo a una convocatoria de FM La Tribu, una decena de grupos y solistas grabaron en Cuerpo canciones alusivas al asesinato de Mariano Ferreyra y especialmente compuestas para la ocasión. Ya sobre el final del año, el Centro Cultural de la Cooperación presentó Por algo será, un trabajo que reunió a 18 cantautores jóvenes para registrar canciones referidas a los derechos humanos.
      Como cada año, tuvimos que lamentar fallecimientos. Durante 2012 nos dejaron (claro que sólo físicamente) Ubaldo De Lío, Leda Valladares, Osvaldo Fattoruso, Sergio Mihanovich, León Benarós, Rubens Vitale (Donvi), Leonardo Favio y Dave Brubeck.
      En el plano de los medios de comunicación, la radio siguió siendo el vehículo más eficaz en la difusión de la música popular, con especial relieve a través de la exquisita artística de Radio Nacional Folklórica y programas como "Flores Negras", "Jazz Blue" y "Fractura Expuesta", distinguido por primera vez con un premio Éter. La televisión mantuvo los méritos de "Ecos de mi tierra" (a partir de septiembre en un horario central de los sábados) y sumó las entrevistas de "Cantoras" (por Canal Encuentro).
      Reflejos de las nuevas maneras de consumir música, en el ámbito de la provincia de Buenos Aires surgieron dos iniciativas auspiciosas. Por un lado, ARBA habilitó de enero a junio la posibilidad de bajar por internet hasta 90 temas musicales de intérpretes nacionales editados por Sony Music para los contribuyentes que hubiesen cumplido con todas sus obligaciones tributarias. Por otro, se editaron diez videoclips de artistas emergentes, filmados por otros tantos prestigiosos directores de cine en una decena de locaciones naturales bonaerenses, gracias al esfuerzo conjunto del Instituto Cultural de la provincia y la productora Sonido Ambiente.
      Por último, las bibliotecas más melómanas tuvieron la chance de incorporar las siguientes novedades: Tango, ventanas al presente (de autores varios, coordinados por Mercedes Liska), Otro cantar (de Claudia Lamacchia, sobre la experiencia de la UMI), Julio Sosa y su batalla desde Las Piedras (de Esther Echenbaum Jonisz y Jorge Dimov) y Homenaje a Oscar Alemán (de Guillermo, José y Estanislao Iacona). Todas oportunidades para profundizar en el conocimiento de ese misterio que nos conmueve.

Carlos Bevilacqua

Fotos: al comienzo, los integrantes de Puente Celeste. Junto al texto, Rubén Rada durante el FIFBA '12 y las tapas de los nuevos discos del armoniquista Franco Luciani.

Publicado el 5-1-2013.

LA DEL ESTRIBO

¿Hay un baile más erótico que el de la bachata?