Kevin Johansen


      Kevin Johansen nació en Alaska. Ya con ese dato tendríamos para entretenernos un rato largo haciéndole preguntas. ¿Quién conoce alguien que haya nacido en Alaska? Podríamos decir que es una extravagancia inicial para un artista inclasificable. Porque lo insólito, o al menos lo inusual, sería una constante en su carrera artística: Johansen vivió luego en la Argentina (período en el que llegó a participar de un grupo de rock llamado Instrucción Cívica), después se volvió a ir a Estados Unidos para trabajar como músico (estamos hablando de los ’90) y en el año 2000 volvió a radicarse en Buenos Aires, donde actualmente reside, aunque viaja mucho gracias a su trabajo.
      ¿Y cuál es su trabajo? Kevin es guitarrista, compositor y cantautor. Hasta ahí no habría nada de extraordinario. Pero al escuchar sus letras y los marcos instrumentales que elige se puede notar que es bastante particular. Las letras, por la variedad de asuntos que trata, la profundidad de muchas de ellas y el uso alternativo del inglés y el castellano. Las músicas, también por la variedad de géneros que las nutren, por las fusiones que alcanza y por la eficacia de los muchos músicos que lo acompañan.
      La música de Johansen puede ser por momentos vista como naïf o tierna. Yo prefiero hablar de ternura, que en principio es un valor. Naïf (inocente, candoroso) tiene una connotación negativa, al menos en estos tiempos y en una gran ciudad. Kevin puede producir esa sensación, pero también es de destacar que es fácil identificarse con él porque es alguien transparente, que en sus letras no tiene problemas en hablar de las inseguridades, de los errores o de los miedos.
      Es un personaje muy carismático, con mucho sentido del humor y una filosofía de vida muy relajada, de cierto optimismo, lo cual suma atractivos a los recitales que da. Su último espectáculo incluye la participación del dibujante Liniers, quien va ilustrando lo que él canta en tiempo real.
      En el sitio web del artista se habla de “aire fresco” como un aporte que hizo Kevin Johansen al mundo de la música. Y me pareció oportuno porque, efectivamente, lo que él hace no se parece a lo que hacen los demás artistas, aunque tome mucho de los demás, pero toma de muchos muy diferentes entre sí y lo sabe combinar.
      Son ya cinco los discos que lleva grabados Kevin Johansen: The Nada (2000, The Nada es también el nombre de la banda que lo acompaña hoy en día y desde antes de que arrancara con su carrera solista), Sur o no sur (2002), City Zen (2005), Logo (2007) y Vivo en Buenos Aires (2010, que en realidad es CD y DVD, grabados durante la gira de presentación del disco anterior). A propósito de giras, Kevin es de tocar mucho, tanto por el interior del país como en el exterior. Y por estos discos ha recibido premios y nominaciones a los premios Grammy.

La hamaca (del disco Logo)
Sur o no sur (lo que el denominó como "popklore", una canción que da nombre al disco que publicó en 2002 y que se refiere a la emigración de tantos jóvenes argentinos que hubo ese año. En este tema aparece también León Gieco como invitado)
Cumbiera intelectual (también del disco Sur o no Sur)


Libreto del programa n° 5 de Melografías, emitido el 26-7-2011 por Radio Semilla, FM 106,7 MHz de la ciudad de Buenos Aires.

LA DEL ESTRIBO

"Ay diosito santo / bajámela del cielo / van pasando los años / y todavía la espero". (¡Puma not dead!)