Hugo Díaz

          La armónica va a volver a ser protagonista en el próximo tramo de Melografías, pero no en el jazz sino en el tango porque vamos a escuchar al referente histórico del instrumento, el gran Hugo Díaz, interpretando tres tangos de Gardel.
Hugo Díaz nació en 1927. Como tantos otros artistas talentosos de la música autóctona, en Santiago del Estero. Además de tango, tocó folclore y jazz. Fue un genio, uno de esos artistas tremendamente talentosos, capaces de desarrollar un estilo original sin saber siquiera leer música, porque fue un músico intuitivo.
Es muy curioso cómo llegó a la armónica. Cuando tenía apenas 5 años Hugo estaba mirando cómo jugaban al fútbol en un potrero del barrio, cuando recibió un pelotazo muy fuerte en la cara y quedó sin vista. Lo internaron para tratar de que recuperara la vista y, como un regalo de consuelo, sus padres le regalaron una armónica para que se entretuviera mientras estaba en el hospital. Hugo empezó a soplarla tanto como para pasar el rato, pero lo hacía cada vez con más técnica. Al cabo de un año, los médicos lograron devolverle la vista gracias a una operación. Hugo volvió a su vida cotidiana, pero ya con la armónica como una compañera inseparable, que sería además su principal medio de vida.
Luego de sus inicios en Santiago del Estero y Córdoba, Hugo Díaz brilló en Buenos Aires, por lo general tocando música folclórica. Pronto tuvo su propio conjunto. Fue uno de los primeros músicos populares en actuar en vivo la televisión argentina, en la década del '50. Además, tocó por todo el mundo. En una gira que hizo por Alemania, la fábrica de armónicas Hohmer le ofreció auspiciarlo. Fue considerado uno de los mejores armonicistas del mundo. Llegó a tocar con Louis Armstrong y con Oscar Peterson.
El estilo de Hugo Díaz es muy especial. Hay un desgarro en el sonido que Díaz le arranca por momentos a la armónica. En general, siempre hay como un sabor argentino en sus interpretaciones. La nostalgia, la calidez, la picardía de las letras late en su armónica como si cantara. Además fue pionero, nadie antes había tocado música nativa con una armónica: algo que ahora hace (y muy bien) Franco Luciani, entre otros.
Hace poco se presentó en el Teatro El Cubo una reedición de toda la obra grabada de Hugo Díaz, un evento al que convocó personalmente su hija, Mavi Díaz, otrora integrante del grupo pop Viuda e Hijas de Roque Enroll y actualmente al frente de una agrupación de foclore aggiornado muy interesante, llamado las Folkie Chicks.
Vamos a escuchar tres tangos por Hugo Díaz en armónica, acompañado por José Colángelo en piano (además autor de los arreglos), Norberto Pereyra, Caíto Díaz y Roberto Grela en guitarras y Omar Murtagh en contrabajo. Este disco fue reeditado por Acqua Records en 2001 bajo el lacónico título de Tangos, pero sería una reedición de otro llamado Homenaje a Carlos Gardel en la armónica de Hugo Díaz, según nos ayuda a deducir el diccionario folclórico de Emilio Portorrico. En la reseña que hace de Hugo Díaz, dice Portorrico: “fue notable su capacidad de improvisación y de incorporar efectos en la ejecución (como el producido por la respiración a través del instrumento)".
Por favor fíjense los sonidos que saca Hugo Díaz de la armónica, sobre todo al principio y al final de Guitarra mía porque parece que tuviera otro instrumento.

Mi Buenos Aires querido (tango canción cuya melodía seguramente van a reconocer enseguida)
Amores de estudiante (vals)
Guitarra mía (canción criolla)
Todos de Gardel y Le Pera, por Hugo Díaz.


Libreto del programa n° 4 de Melografías, emitido el 19-7-2011 por Radio Semilla, FM 106,7 MHz de la ciudad de Buenos Aires.

LA DEL ESTRIBO

De nuestra serie “Temas calientes”: ¿en la balada jazzera I’m misbehaving la protagonista va a menos? ¿Estamos ante un caso de incentivación o soborno?