El amor es movimiento


Las secuencias diseñadas por Cecilia Troncoso para Deseos brillaron en la segunda función de obras cortas del Festival Cambalache, caracterizado por la fusión del tango con la danza contemporánea y el teatro. Las otras dos puestas dejaron una lograda miscelánea, por un lado, y una reflexión algo trunca, por el otro. El dúo Fuertes-Varnerín amenizó la espera en el hall.

      La segunda función de espectáculos del Festival Cambalache, ofrecida el sábado último en el Teatro 25 de Mayo del barrio porteño de Villa Urquiza, estuvo compuesta por tres obras de diversa índole, tal como lo sugería el nombre del encuentro.
      El apasionante pero complejo vínculo hombre-mujer fue el asunto de Las casas, la primera de esas puestas. Bajo la dirección de la bailarina y coreógrafa Flor Guerrero, los 12 intérpretes fueron actuando en parejas, una por vez, a medida que una luz seguidora los fue iluminando mientras el resto del escenario permanecía en penumbras. Desplegando formas de diferentes danzas (desde el tango hasta el flamenco, pasando por el malambo y la mera acrobacia) fueron representando diferentes maneras de encarar la pareja. En la mayoría de los tramos, con movimientos ingeniosos y llenos de gracia. Como déficit, podría señalarse el carácter algo inconexo de los cuadros.
      A continuación, Quebrada navegó por aguas vagas, como demasiado abiertas a la subjetividad del espectador, en una puesta más teatral que coreográfica dirigida por la francesa Karine Monneau. La actriz y bailarina de tango Marina Carranza fue, a su turno, una guía turística francesa, una colla en plena Quebrada de Humahuaca y una principiante en una clase de tango. Una luz rectangular iba marcándole el sitio donde hablar y ella iba siguiéndola como adaptándose a la realidad que le tocaba en suerte a cada momento. Si bien su actuación es elogiable, el libro no llega a desarrollar todos los objetivos que se plantean en el programa de mano: la fractura del accidente geográfico puneño, una alusión a la figura tanguera llamada quebrada y, fundamentalmente, las consecuencias de intentar cumplir con las expectativas de los demás.
      Cerró el programa de la noche la nueva obra de Cecilia Troncoso, titulada Deseos. Sin una pretensión argumental definida, la puesta se destacó por la belleza y sensualidad de los movimientos. Los cinco integrantes del elenco fueron dignos intérpretes de una coreografía fresca y novedosa, que combina formas del tango y de la danza contemporánea. Solos y en parejas cambiantes, primero; en interacción con telas, después; con una pared como punto de apoyo, más adelante y con música de Bajofondo en un final lleno de energía, se lucieron Yamila Garnero, Mónica Matera, Silvia Fuentes, Leo Pankow y el colombiano John Galindo, a esta altura ya una figurita repetida en las obras de tango más experimental.

Aperitivo a dos voces

      Un rato antes de la función, en el hall del teatro y como parte de la programación del festival, habían cantado Agustín Fuertes y Ariel Varnerín en un encantador dúo que rescata el repertorio y las formas de otros grandes dúos de la historia del tango, como el que constituían Carlos Dante y Julio Martel en la orquesta de Alfredo De Ángelis.
      El Festival Cambalache se realiza una vez al año, desde 2004, gracias a la iniciativa de un grupo de bailarines y coreógrafos inquietos que decidieron ser núcleo de expresiones artísticas que fusionaran el tango con la danza en general y el teatro. De sus creadores, se mantienen como directores el coreógrafo Alberto Goldberg y el bailarín y artista plástico José Garófalo. Hoy los acompañan los bailarines Silvia Toscano, Andrés Alarcón, Cristian Catala y Melina Brufman.
      Las obras cortas constituyen una parte medular y a la vez característica del Cambalache. Por norma, las puestas no pueden durar menos de 5 minutos ni más de 30. Este año, las obras seleccionadas por un comité de expertos fueron 11, repartidas en tres funciones celebradas el viernes, sábado y domingo últimos en el porteño Teatro 25 de Mayo. Para más info sobre el Festival Cambalache, http://www.festivalcambalache.com.ar/programacion.html.

Carlos Bevilacqua

En la imagen, John Galindo en uno de los pasajes de Deseos. Foto de Fuentes-Fernández.

Publicado el 14-12-2010.

LA DEL ESTRIBO

¿Por qué algunas canciones gustan enseguida a mucha gente?