Al maestro con cariño


En su última producción discográfica, Mariano Otero armó un noneto de lujo para homenajear al guitarrista Walter Malosetti, uno de los referentes históricos del jazz vernáculo. Los resultados, conocidos por primera vez durante el Festival Buenos Aires Jazz de 2008, confirman su enorme capacidad como arreglador y director. El material grabado volverá a ofrecerse en vivo el próximo jueves en El Cubo, durante la última fecha de un ciclo de presentación del disco.

      Con apenas 33 años, el contrabajista Mariano Otero es uno de los músicos mejor conceptuados del jazz argentino. Consiguió tal reputación no sólo como intérprete de un instrumento de común relegado en el reparto de roles protagónicos, sino también como compositor de original estilo y director de diferentes tipos de formaciones: quintetos, octetos, nonetos. Luego de participar en varias agrupaciones ajenas, en 2005 Otero empezó a crear las suyas, con las cuales grabó seis discos en igual cantidad de años. La marca en sí podría no querer decir mucho, si no fuera por la excelente repercusión que tuvo, cada vez, entre la crítica especializada.
      En el último de esos discos, Otero rinde tributo a la figura del guitarrista Walter Malosetti reeditando su espíritu musical a través de un exquisito swing. Decidió titularlo Desarreglos ante la certeza de que los temas elegidos ya estaban muy bien arreglados. Por ende, sintió Mariano, lo único viable para recrearlos era abrir un espacio de juego a partir de cierta búsqueda desde su propia subjetividad.
      Siete de las doce piezas registradas en el CD son de Malosetti y las otras cinco, aunque escritas por Otero, fueron incluidas por la afinidad que guardan con la impronta del homenajeado. La grabación, editada por Sony Music a fines de la año pasado, materializa los resultados de una comisión encargada al contrabajista en 2008, como parte de las producciones originales del Festival Buenos Aires Jazz que organiza el gobierno porteño.
      En esta ocasión Otero lidera un noneto compuesto por músicos de primera categoría: Juan Cruz de Urquiza en trompeta y fluegelhorn, Juan Canosa en trombón, Ramiro Flores en saxo alto y tenor, Rodrigo Domínguez en saxo tenor y soprano, Bernardo Monk en saxo tenor y alto, Martín Pantyrer en saxo barítono y clarinete bajo, Francisco Lo Vuolo en piano y Oscar Giunta en batería, además de él mismo en contrabajo y bajo acústico.
      Con semejante seleccionado de instrumentistas creó variados climas, desde la placidez de Mini (Malosetti) y Avellaneda (Otero) hasta el ritmo vertiginoso que por momentos tienen el Ale blues y Clifford, ambos del homenajeado. En el camino, se destacan la belleza melódica que estructura a Grama, el aire gospel que exhala Espíritu y la fuerza de Pappo’s blues, el único tema en que interviene una guitarra. Sí, la del gran Walter como invitado.
      Como cierre de un ciclo que viene desarrollándose desde principios de marzo, Desarreglos tendrá su última fecha de presentación el próximo jueves a las 21:30 en El Cubo, Zelaya 3053. Por razones de logística, en la sala no hay piano disponible, por lo que Lo Vuolo será el único ausente de los músicos que participaron en la grabación. En su reemplazo, estará Patricio Carpossi en guitarra, lo cual no sólo plantea nuevas posibilidades sonoras sino que trae el timbre característico del artista homenajeado.

Carlos Bevilacqua

En la imagen, portada del CD.

Publicado el 22-3-2010.

LA DEL ESTRIBO

¿Por qué algunas canciones gustan enseguida a mucha gente?