La lucha diaria por la subsistencia en una obra de la compañía Lado Ciego


Julio Zurita, Juan Cupini, Carolina Pujal y Poli Patocchi son los eficaces intérpretes de Peso Medio, una pieza sólida, contundente, que logra representar la conflictividad social en medio de un clima tenso. Luego de la función de ayer, volverá a presentarse el 1° de noviembre.

      En el gesto de vendarse las manos como hacen los boxeadores antes de un combate, los protagonistas masculinos de Peso Medio adelantan el tono grave, tenso, claramente conflictivo, que tendrán las acciones. Tras recorrer la zona, estudiarse y ponerse un saco como quien se mune de un escudo, los personajes interpretados por Julio Zurita y Juan Cupini salen a la realidad de la calle, esquematizada aquí con hojas de diario que enmarcan todo el escenario. Pronto se suman los movimientos de Carolina Pujal y Poli Patocchi para completar una puesta compacta, sin fisuras, en la que los integrantes de la compañía Lado Ciego logran transmitir una persistente sensación de angustia, según pudo verse anoche en la primera de las dos funciones programadas por el Centro Cultural Borges como parte del ciclo Encuentro General de Tango. “La obra es una alegoría sobre la lucha cotidiana de quienes salen a ganarse el pan en una época violenta y precaria”, precisa Zurita, quien además es director de la compañía. Por la repetición de algunas secuencias y sus connotaciones, también podría decirse que Peso Medio habla de la alienación, ya sea laboral o social, de esa rueda que nos somete a variadas obligaciones y de la que parece difícil bajarse.
      Técnicos, dúctiles y musicales, los cuatro intérpretes se expresan con un lenguaje coreográfico entre tanguero y contemporáneo. Esa especie de fusión es relativizada por Zurita, cuando opina: “Por supuesto que usamos algunos elementos de otras disciplinas, pero hay sobre todo tango. Nuestro baile es al piso y el abrazo es cerrado, con el hombre y la mujer enfrentados".
      La danza sigue el sonido, denso, por momentos vertiginoso del quinteto Astillero. En algunos pasajes, las grabaciones de la agrupación liderada por Julián Peralta (ex director de la orquesta Fernández Fierro) incluyen letras cantadas que agregan sentido dramático a las imágenes. La iluminación, focalizada por lo general en la zona central del escenario, colabora en la generación de un clima opresivo, mientras que el único vestuario que lucen los bailarines en los 50 minutos del espectáculo alude más a la rutina diaria que a los brillos de una ocasión especial.
      Peso Medio se había estrenado en marzo de 2008 en el Centro Cultural de la Cooperación con la participación en vivo de Astillero y había tenido su propio ciclo de cuatro funciones en junio de este año, también en el Borges. En ese mismo ámbito donde se presentó ayer (ubicado en Viamonte y San Martín), la obra volverá a ofrecerse el 1º de noviembre a las 19. Los costos de las entradas oscilan entre los 30 y los 40 pesos.
      El Encuentro General de Tango, en tanto, continuará en los próximos días con el espectáculo de tango y folclore El sonido de mi tierra (el viernes y sábado próximos) y los conciertos de los tríos de Mario Parmisano (el viernes) y Cuesta Arriba (el sábado). Hay más información en http://www.ccborges.org.ar/index2.htm.

Carlos Bevilacqua

Foto: Zurita y Cupini en una de las escenas de Peso Medio (gentileza de Patricia Ludueña)

Publicado el 27-10-2009.

LA DEL ESTRIBO

"El punto de mayor modernidad que alcanzó el folclore es de 1968, cuando Los Andariegos grabaron su versión de La oncena". (Santiago Giordano)