Agua de sol: cuando poco es mucho en materia de música infantil


Entre un edificio histórico y un singular jardín, el dúo que a veces es cuarteto dio una muestra homeopática pero contundente de lo que puede generar con herramientas tan básicas como nobles
.

      En la propuesta de Agua de sol hay una sencillez cautivante. De esas que nos devuelven la mirada hacia la belleza cotidiana. Una simpleza que también es economía de recursos: dúo de guitarra y voz, al menos en uno de sus posibles formatos (la agrupación a veces también incluye bajo y percusión). Es además una discreción inclusiva porque sus canciones bien pueden atraer a niños de 1 a 10 años o, desde ya, al que los adultos ¿todavía? llevamos dentro. Esa es la impresión que quedó ayer tras el breve recital que la agrupación brindó en el enorme jardín del Museo de Arte Español Enrique Larreta, del barrio porteño de Belgrano. Dicho sea de paso: un ámbito ideal para la temática de las canciones, con frecuencia alusivas a los encantos de la naturaleza.
      Las letras que canta Sol Hermo y sostiene Ezequiel Walter con la guitarra suenan frescas, no sólo por su índole, sino también por la manera en que las interpretan. Hermo, en particular, cuenta con una voz privilegiada para lo estrictamente musical. Pero además se vale del cuerpo para desplegar una teatralidad muy efectiva en la representación de animales o fenómenos climáticos como el viento.
      Al apelar a algún objeto u artificio, el uso que le dan también es módico y supeditado a lo artístico, como pasa por momentos con una sombrilla o un burbujero que deja en el aire unas mega-pompas de jabón.
      Y a diferencia de tantos otros músicos dirigidos al público infantil, el dúo no está todo el tiempo “al palo”. Ambos incitan al baile sobre el final o en algún otro pasaje pero lo que prima —grosso modo— es la sutileza, cierta capacidad para emocionar con una metáfora o con la descripción de esa magia diaria que, de tanto convivir con ella, dejamos de apreciar.
      Para estas vacaciones de invierno Agua de sol tiene un nutrido calendario, que tendrá continuidad mañana, pasado mañana y el miércoles 18-7 en Mar del Plata y el próximo domingo, a las 16, en el barrio porteño de Boedo. Para más información sobre esas fechas, https://www.facebook.com/aguadesolmusicaparachicos/.

Carlos Bevilacqua

Foto de Cecilia de la Fuente.

Publicado el 15-7-2018.