"Chango" Farías Gómez


      El miércoles pasado, unas horas después de terminado nuestro programa, falleció Juan Enrique Farías Gómez, más conocido como el “Chango”, uno de los músicos que más hizo por la reformulación del folclore argentino. El Chango tenía 73 años y murió por una enfermedad pulmonar que había complicado el cuadro de cáncer que arrastraba desde hacía varios años.
     En Melografías sentimos la necesidad de homenajearlo, reseñando sus aportes a la música nativa y, claro, escuchando algo de lo que dejó grabado.
     El Chango Farías Gómez se crió en una familia de músicos en el barrio porteño de San Telmo. A los 16 años ya había armado un grupo llamado Los Musiqueros, con Hamlet Lima Quintana y Mario Arnedo Gallo. El gusto por las juntadas y los cruces fue una constante de toda su vida. De hecho, su nombre está fuertemente identificado con cuatro o cinco agrupaciones propiciadas por él y que terminarían haciendo historia.
     En los años ’60 durante el llamado “boom del folclore”, el Chango creó Los Huanca Huá, un grupo meramente vocal, pionero en la interpretación del cancionero autóctono desde osados arreglos. En una línea similar, donde los instrumentos eran reemplazados por onomatopeyas, creó en el año ’66 el Grupo Vocal Argentino.
      Luego de vivir exiliado en España y Francia durante la última dictadura militar, en 1985 volvió a conmover al ambiente más conservador del folclore con MPA (Músicos Populares Argentinos), un emprendimiento que se permitió introducir guitarra eléctrica y batería para interpretar chacareras, gatos y zambas. Lo acompañaban nada menos que “Peteco” Carabajal, Rubén “Mono” Izarrualde, Jacinto Piedra y Verónica Condomí.
      El espíritu de experimentación tendría continuidad en los ’90 con La Manija, una agrupación que buscaba destacar las raíces afro de buena parte del folclore nacional y cruzarlas con los elementos hispánicos que también formaron parte de su concepción. En los últimos años, la travesura que lo ocupaba era la “Orquesta de Música Popular de Cámara”, también signada por la exploración de nuevas armonías y rítmicas para los motivos folclóricos.
      El Chango Farías Gómez tuvo también una dimensión política. Porque así como su ideología peronista lo llevó a exiliarse durante el Proceso, aceptó ser Director Nacional de Música del gobierno de Carlos Menem, entre 1989 y 1991, después fue legislador de la ciudad por una lista colectora que llevaba a Mauricio Macri como candidato a jefe de gobierno y, a poco de asumir su banca, se pasó a las filas del Frente para la Victoria. Curiosamente, el suyo fue un voto decisivo para destituir a Aníbal Ibarra, en el juicio político que se le siguió por el caso Cromañón.
      Pero como preferimos quedarnos con su legado musical (después de todo la música fue su principal oficio), vamos a escuchar al Chango Farías Gómez en tres temas:

Engañera (zamba de Julio Argentino Jerez)
Chakay manta (chacarera de los Hermanos Ábalos y Víctor Ledesma)
Chacarerata divertimentus (Chango Farías Gómez)

Todos por Los Huanca Hua 


Libreto del programa n° 10 de Melografías, emitido el 30-8-2011 por Radio Semilla, FM 106,7 MHz de la ciudad de Buenos Aires.

LA DEL ESTRIBO

"Ay diosito santo / bajámela del cielo / van pasando los años / y todavía la espero". (¡Puma not dead!)